Fútbol Internacional

Bayern Múnich humilla al Barcelona

por el 14 agosto, 2020
Referencias
 
 

Un partido sin lugar para el error, un Barcelona que no entendió el concepto y un Bayern Múnich que desnudó todas las falencias del club español. El resultado final un escandaloso 8-2 y tan solo se jugaron 90 minutos.

La expectativa para este duelo era inmensa, dos de los más grandes equipos de Europa se veían las caras y se oía un rumor de buen fútbol, así empezó. Habían apenas transcurrido 180 segundos cuando los alemanes sacaron ventaja y dieron el primer grito de gol, un centro de Perisic al área del Barcelona por arriba para que Müller asista a Lewandowski, y este devuelva la cortesía para el número 25 que entró y no perdonó.

No habían pasado ni tres minutos, cuando Jordi Alba desbordó y lanzó un centro para Luis Suárez; David Alaba interceptó ese balón, y marcó un autogol. En siete minutos el duelo estaba empatado 1-1 y se proyectaba para que sea de ida y vuelta. Antes de que se cumpla la decena de minutos, Messi lanzó un centro que no llegó a conectar con sus compañeros y pegó en el palo. El Barcelona parecía despertarse.

El juego retrasado del Barcelona y la presión sofocante del Bayern fue la receta perfecta para que al minuto 21, Perisic reciba un balón perdido por Sergi Roberto y Nelson Semedo. En una banda derecha desértica, éste tuvo tiempo y espacio para meterse en el área y sacó un zurdazo que a pesar del esfuerzo de Ter Stegen terminó en las redes culés. El tercer gol nació de la media cancha, cuando Boateng habilitó a un Leon Goretzca que con lujo de pase de primera rompió la defensa aérea del Barcelona, y Gnabry definió de la mejor manera posible con un disparo tajante.

Los de Setién no reaccionaron y continuaron con pases hacia atrás que complicaban la salida y daban paso para que los delanteros rojos obliguen a errores infantiles de la defensa blaugrana. Producto de esto cayó el segundo gol de Müller y el cuarto del Bayern.

Para los segundos 45 minutos, se esperaba que Quique Setién leyera el partido y acomodara sus fichas de tal manera que el juego pase más por los pies de Messi y poder así soñar con una remontada. Sin embargo, el estratega estaba viendo otro partido y Messi quedó completamente anulado con el planteamiento, solitario arriba, cuando al Barcelona le costaba mucho salir en defensa sin errores. El descuento llegó a los 57 minutos luego de un gran enganche y buen disparo de Suárez.

Antes de cumplirse los 20 minutos del segundo tiempo, un monstruo de 19 años llamado Alphonso Davies se comió a Nelson Semedo con pura técnica, asistió a Kimmich y este empujó el balón sin miedo. 5-2. Desde el banco entró, a falta de diez minutos, nada más y nada menos que Philippe Coutinho. El festival de goles no paró, el ex catalán a los 82′ centró para Lewandowski, éste se elevó por los aires y puso el trámite 6-2. En cuatro minutos, en el 85’ y 89’ para ser exactos, Philippe Coutinho firmó lo que sería la goleada más grande que alguien le haya propinado al FC Barcelona en los últimos 74 años.

Esta vez, el equipo que gustó, gozó y goleó fue el Bayern Múnich, y al Barcelona le tocó estar del otro lado, del lado oscuro, muy oscuro. No muchos pueden presumir de marcarle más de cuatro goles al Barcelona en Europa; pues hoy, el Bayern Múnich hizo lo que quiso con el conjunto catalán y le proporcionó no tres, no seis, sino ocho dianas en un partido de ensueño para unos y una pesadilla para otros. El gigante ya no es un gigante, el Barcelona no es más el Barcelona, apenas si fue el triste camino por donde circuló una aplanadora llamada Bayern Múnich.

 

Califica Aquí!
Tu calificación es importante para nosotros!
 
Interesante

 
Informativo

Calificación del Público
1Calificación

Gracias! nos ayudas a mejorar.