Polideportivo

Proyecto 1000 K cumplido por un joven soñador

por el 16 diciembre, 2019
Referencias
 
Sub Polideportivo
 

A Jonathan Aucacama desde chico le interesó el deporte y en particular, el atletismo. Sin embargo, la falta de recursos le llevaron a trabajar desde muy joven para aportar en la economía familiar. Quedó huérfano, no obstante pudo cumplir sus estudios de nivel tecnológico gracias a ayuda de personas solidarias. Ahora, el sueño de Jonathan es  aportar al desarrollo de la juventud a través de la fundación que él maneja.

Así nació el proyecto 1000 K, el cual consistió en recorrer 100 kilómetros en 10 días. Algo extremadamente desafiante y que lo llevó al límite en su capacidad física y anímica.

Jonathan en diálogo con La Red 102.1 FM nos cuenta que el camino inició el pasado 14 de noviembre en Salinas y que esa primera jornada culminó en Puerto López.

“No podía ni pararme luego del sacrificio. Por ser en la costa muchos pensaban que todo era en terreno plano pero no fue así, no podía conciliar el sueño”, recuerda.

Además comenta que desde el segundo día tuvo molestias en el tendón de Aquiles. “El fisioterapeuta me dijo que iba a suspender y debía parar porque estaba muy inflamado” pero dada su insistencia continuó el trayecto tras colocarse un vendaje.

El proyecto no se detuvo, así llegó a Atacames, “fueron etapas muy dolorosas, tuve quemaduras en los brazos”.

Con extremo agotamiento pero asistido por un grupo donde estaba la nutricionista, fisioterapeuta y un atleta guía o ‘pacer’, Jonathan llegó a Las Peñas, la “mejor playa” según relata y donde terminaba las etapas en la Costa del país. “Sofía Carrascal me ayudó mucho con la hidratación para evitar incluso problemas renales”.

El lugar más inseguro para el recorrido del atleta fue San Lorenzo, allí recuerda que la Policía no los acompañó un tramo.

Como consecuencia del largo recorrido perdió mucha grasa corporal.

Su ‘pacer’, el marchista David Velásquez quien pertenece al alto rendimiento, lo asistió en varios tramos. Con mirada crítica señala que el “primer día fue un desastre. Luego comenzamos a respetar el plan en alimentación y descanso”, asegura. En este tema, Velásquez agrega que la nutricionista elaboró un plan de 9200 calorías diarias, “Jonathan a lo mucho estaba acostumbrado a 4000 calorías”.

Superar la cuesta en Guayllabamba fue el último escollo fuerte para llegar al destino final en Quito. En total, Jonathan Aucacama completó 1021 kilómetros en 10 días. Su sueño de ayudar a jóvenes en el país sigue latente.

Califica Aquí!
Tu calificación es importante para nosotros!
 
Interesante

 
Informativo

Calificación del Público

Gracias! nos ayudas a mejorar.