¿Qué nos ha pasado quiteñas y quiteños? Somos todos culpables de una etapa oscura y hay que decirlo, “avergonzante” de esta, nuestra ciudad: líder, pionera, protagonista y rebelde de otros 

Continuar Leyendo