El defensa ecuatoriano Robert Arboleda fue detenido en Sao Paulo luego de que la policía clausurara una fiesta clandestina en la que se encontraba el jugador tricolor.

Arboleda fue liberado poco después junto con David Neres, jugador brasileño de Ajax, y fue interrogado por la televisión brasileña.

En un comunicado publicado en sus redes sociales el defensa ecuatoriano ofreció sus disculpas. “Me gustaría disculparme con todos por lo ocurrido esta madrugada. De forma impulsiva, tomé una decisión que no fue la mejor. Tengo noción de la gravedad de la pandemia en Brasil, así como en mi país. Reitero que tomé una decisión errada e impulsiva, aún cuando seguí todas las precauciones y utilicé mascarilla todo el tiempo. Pido disculpas a todos los que decepcioné con esta acción”, posteó en su cuenta de Instagram.

Sao Paulo confirmó que el jugador será aislado y se le realizarán los test necesarios para comprobar su estado de salud, además confirmó que será multado y ese dinero será donado a las favelas de la ciudad.