Defensor Sporting de Uruguay obtuvo una importante victoria 3-0 ante el Bolívar de Bolivia este miércoles en partido de ida de la primera fase de la Copa Sudamericana 2015, que lo deja a las puertas de avanzar a la segunda ronda a pesar de tener que jugar la revancha en la altura de La Paz. El delantero ecuatoriano Carlos Tenorio no fue tomado en cuenta.

Los goles del local vinieron por intermedio de Martín Rabuñal quien pescó a los 25 minutos el rebote de un penal que tapó el meta Romel Quiñónez -de buena actuación-. Le siguieron en el marcador Nicolás Olivera (56) y el juvenil Brian Lozano (76).

El partido se jugó bajo una lluvia torrencial en Montevideo, en una noche fría y ventosa que complicó el trámite de la pelota y deslució la actuación de los futbolistas en un terreno completamente anegado.

Los locales abrieron el marcador a los 25 por intermedio de Rabuñal, quien ganó el rebote de un penal atajado por Romel Quiñónez a cobro de Nicolás Olivera.

Olivera remató fuerte al palo derecho pero el arquero le adivinó la intención y tapó espectacularmente, sin embargo el rebote terminó en la red cuando un oportuno Rabuñal la clavó en el angulo superior izquierdo.

Olivera se desquitó a los 56 cuando tras un pase de Brian Lozano disparó, tapó Quiñónez, y en el rebote, con la defensa del Bolívar descolocada, el mismo Olivera remató y la hundió en la red.

El tercero de los violetas fue de Brian Lozano, quien recibió un pase cruzado y definió de primera a la izquierda de Quiñónez.

En lo previo, los violetas apostaban al tiro de media distancia del juvenil Lozano, reciente campeón panamericano con Uruguay en Toronto y autor del gol de la victoria celeste en la final, y a la velocidad de Héctor ‘Romario’ Acuña en el ataque.

Pero la inclemencia del tiempo jugó en contra del partido.

Cada paso de los jugadores mostraba cómo el agua reinaba en el gramado y la pelota se frenó cada vez que un jugador trató de lanzarse al ataque.

Tal vez la peor pasada se la jugó el viento a Olivera que recibía solo un centro de Lozano, cruzado de derecha a izquierda, pero la pelota se desvió claramente de su trayectoria y el delantero violeta tuvo que limitarse a verla pasar.

Quiñónez, que tapó a los 45 un buen tiro libre de Felipe Rodríguez, fue la figura del equipo boliviano y el responsable de que el resultado no fuera más abultado en favor de los locales, ante una escasa resistencia del equipo visitante.

En la primera mitad el Bolívar llegó por primera vez al área violeta por izquierda a los 5 minutos, y después del penal desapareció del partido durante toda la primera mitad.

La única chance clara de los visitantes bolivianos la tuvo Flores por izquierda, pero la pelota, frenada por el agua, perdió fuerza y rebotó en un defensa.

Recién al arranque del segundo tiempo el Bolívar intentó ofender con mayor claridad, aprovechando la velocidad de William Ferreira, aunque sin resultados.

La ‘Academia’ terminó con 10 por la expulsión de Damir Miranda a los 67.

Defensor pudo haber aumentado el marcador por intermedio de Olivera, que sacó un cañonazo a los 53 que se estrelló contra el horizontal.

Si Defensor consigue superar a Bolívar se medirá contra Universitario de Perú o el venezolano Deportivo Anzoátegui en la segunda fase.

© 1994-2015 Agence France-Presse