Joao Rojas tuvo que abandonar el campo de juego en su debut con el Monterrey a causa de una dolencia, no sin antes haber brindado una asistencia. Sin embargo, su lesión resultó ser más grave de lo que se esperaba. Se trata de una ruptura de ligamentos cruzados que lo tendría como baja de seis a ocho meses.

La lesión ocurrió en el minuto 91′, momentos antes de terminarse el encuentro, en un cara a cara con Miguel Layún, Rojas llega a plantarse, el jugador mexicano pisa el freno y encara para adentro, al tricolor le vence su peso y cae para el lado contrario sufriendo la ruptura de ligamentos en su pierna izquierda.

Rojas llegó para sustituir la baja de Duván Vergara, otro lesionado en la misma zona del campo. Esto enciende las alarmas en el club azteca que ahora tendrá que improvisar un extremo ya que el mercado de fichajes cerró.

El exjugador de Emelec formó parte de la nómina de Ecuador que disputó la eliminatoria al Mundial y tenía opciones de ir al Mundial en Qatar, pero esta lesión lo dejaría fuera.