El Manchester United ganó (1-0) el primer partido de la Premier League inglesa gracias a un autogol del lateral derecho del Tottenham Kyle Walker (22), este sábado en el encuentro disputado en Old Trafford. Antonio Valencia ingresó en el minuto 81.

El inicio de una Premier League, que se presenta muy apretada con cinco equipos favoritos al triunfo final, tuvo un final feliz para los Diablos Rojos en el estreno ante su afición gracias a un error de Walker, que se marcó en su propia meta al querer arrebatar el balón a Wayne Rooney.

En un contraataque vertiginoso, el balón le llegó al extremo izquierda, esta vez en banda contraria, Ashley Young, que puso un balón medido a Wayne Rooney, que controló solo en el área del Tottenham. Cuando el internacional inglés se disponía a rematar, el veloz lateral Walker llegó desde atrás para robarle el esférico, pero su despeje se coló lentamente en el arco defendido por el holandés Michael Vorm.

Tras unos primeros 60 minutos disputados, fue el Tottenham quien llevó el peso del partido y se mereció al menos sacar un punto del Teatro de los Sueños.

La primera jornada de la Premier League continúa este sábado con el debut de los tres ascendidos (Bournemouth, Norwich y Watford) a las 14h00 GMT. Mientras que el vigente campeón Chelsea cerrará la jornada de hoy recibiendo al Swansea (16h30 GMT).

Manchester United: Romero; Darmian, Smalling, Blind, Shaw; Carrick, Depay, Schneiderlin; Mata, Rooney, Young.

Tottenham: Vorm; Walker, Alderweireld, Vertonghen, Davies; Bentaleb, Dier, Chadli, Eriksen, Dembele; Kane.