Miller Bolaños, que estuvo en la mira de varios equipos e inclusive fue anunciada su llegada al Changchun Yatai de China, se decidió al final por quedarse en el fútbol sudamericano, en una liga más competitiva como la brasileña. El killer continuará su carrera en el fútbol en el Gremio de Porto Alegre donde  fue anunciado oficialmente.