Si Argentina imaginara el peor de los mundos sería jugar diezmada de estrellas el superclásico sudamericano con Brasil y obligada a sumar puntos, justo cuando Neymar vuelve a hacer maravillas, en marcha al Mundial de Rusia-2018.

La pesadilla es real. Una multitud en el estadio Monumental temblará el jueves en Buenos Aires, sin Lionel Messi, ni Sergio Agüero y Carlos Tevez, entre otros, pero a la vez hará rugir su voz de aliento.

“Tenemos bajas importantes. Pero debemos sacar los tres puntos con Brasil”, dijo Ángel Di María, el polifuncional volante de París Saint-Germain (PSG) y una de las figuras que conserva el DT Gerardo ‘Tata’ Martino entre tanta pérdida.

Los argentinos suman un solo punto, con derrota 2-0 ante Ecuador y empate sin goles frente a Paraguay. Están relegados al séptimo lugar en la clasificatoria sudamericana.

Brasil cayó 2-0 en el debut ante Chile y resurgió con Venezuela 3-1. Pero el DT Dunga admite que “el equipo debe mejorar”. Los aficionados brasileños están de acuerdo.

En el historial del superclásico, están parejos. Brasil ganó una sola vez en el Monumental, 1-0 con gol de Donizete, en un amistoso en 1995. Por eliminatorias, los auriverdes vencieron a Argentina 3-1 en eliminatorias del Mundial Sudáfrica-2010, pero fue en la ciudad de Rosario (al norte).

– ¿Guerra? –

El defensa David Luiz abrió el paraguas, por si acaso. “Están sin el mejor del mundo (Messi), pero no dejan de tener jugadores de nivel”, declaró el jugador del PSG.

Messi está convaleciente de su lesión en la rodilla izquierda. Agüero se desgarró contra Ecuador. Tevez viene agotado y con distensión de ligamentos del campeonato local y la Copa Argentina, ganados ambos con Boca Juniors. También están fuera de combate dos titulares como el defensa Ezequiel Garay, del Zenit ruso, y Pablo Zabaleta, del Manchester City inglés.

David Luiz advirtió que “siempre es muy importante contar con Neymar. Además de su poder de decisión, es fundamental su presencia en el grupo”.

‘Ney’ acaba de deslumbrar a quien ama el buen fútbol con sus artísticos malabarismos. Viene de marcar dos goles para FC Barcelona, el segundo de antología, con ‘sombrerito’ y volea incluidos, en un 3-0 a Villarreal por la liga española.

Martino tiene una carta en la manga para aguarle la fiesta. Ante la lesión de Pablo Zabaleta convocó a Gino Peruzzi (Boca Juniors), quien sujetó a Neymar las cuatro veces que lo enfrentó, dos con la camiseta de Vélez y dos con la de Argentina.

“Es un gran jugador (Peruzzi)”, tuvo que admitir Neymar. Dunga es un experto en estas lides. “Con Argentina siempre es una guerra”, dijo sin eufemismos.

– Pipa salvadora –

Desmantelado el ataque, Martino sacó la carta de Gonzalo Higuaín. El ‘Pipita’ estaba en la fría ‘Siberia’ luego de fallar un gol solo frente al arco en la final perdida ante Chile por la Copa América-2015 y, para colmo, tirar uno de los penales a la tribuna. En la final del Mundial-2014 con derrota 1-0 ante Alemania, Higuaín marró un gol increíble.

Pero en Italia se vuelve a hablar de Higuaín. Un gol suyo, un zurdazo desde ángulo cerrado, le dio el triunfo a Nápoles 1-0 contra Udinese. Fue su gol número 200 con camisetas de clubes.

Dunga perdió al defensa Marquinhos (PSG) y al lateral Marcelo (Real Madrid, España). Convocó a Gabriel Paulista, del inglés Arsenal, y Douglas Santos, del Mineiro brasileño.

Con el arbitraje de Antonio Arias, asistido por Eduardo Cardozo y Milcíades Saldívar (terna paraguaya), el partido se jugará a las 21h00 (24h00 GMT).

Estas son las probables alineaciones:

Argentina: Sergio Romero – Facundo Roncaglia, Nicolás Otamendi, Gino Peruzzi, Marcos Rojo – Matías Kranevitter, Javier Mascherano, Angel Di María, Erik Lamela o Nicolás Gaitán – Ezequiel Lavezzi o Paulo Dybala y Gonzalo Higuaín. DT: Gerardo Martino.

Brasil: Alisson – Daniel Alves, Miranda, David Luiz, Filipe Luís – Luiz Gustavo, Elias, Oscar, Willian, Douglas Costa – Neymar. DT: Dunga.