Diego Armando Maradona vivió un momento incómodo y molesto la noche de ayer en el aeropuerto de Ezeiza, Buenos Aires cuando trataba de viajar junto a su pareja Rocío Oliva rumbo a Dubái. 

Según el diario argentino Clarín, el astro argentino habría presentado un pasaporte que figuraba como robado, razón por la cual el departamento de migración rechazó su salida del país. Además también habría sido rechazado el segundo pasaporte que presentó.

Horas más tarde Maradona habló con el portal Ciudad.com, en el cual mostró su indignación ante la situación a la cual calificó como “joda”, pues al parecer en ningún momento realizaron la denuncia de robo o pérdida de su pasaporte.

El diez argentino también señaló que este inconveniente es sin duda alguna un movimiento por parte del macrismo por su posición política, y anunció que hasta que no tenga claro quien fue que hizo esto, no parará.

 

Fuente: teradeportes.com