En Dinamarca jugadores del Brondby lanzaron ratas muertas a los jugadores del Copenhague cuando se disponían a lanzar un saque de esquina, los jugadores afectados solo retiraron a los animales del gramado de juego.

Se disputó el derby del fútbol danes entre el Brondby y el Copenhague, esta última  jugaba en condición de visitante, justo en el instante cuando se iba a cobrar un tiro de esquina empezaron a llover ratas muertas al terreno de juego, los jugadores solo lograron apartar del suelo a los roedores.

El partido siguió como si nada, aunque el hecho de lanzar animales muertos en el desarrollo de un partido marcó un precedente a nivel mundial; finalmente el partido lo ganó 0-1 el equipo objeto de la agresión Copenhague. Al final luego de acabado el compromiso hubo peleas y riñas callejeras entre los hinchas.

Se espera una sanción para el Brondly debido a que los elementos de seguridad no hicieron los controles respectivos para evitar el lanzamiento de ratas al terreno de juego.