La seleccionada estadounidense, Alex Morgan, anotó el gol más rápido (12seg) en la historia de los Preolímpicos femeniles de la Concacaf, superando a Abby Wambach que tenía el récord con 35 segundos frente a República Dominicana en el año 2012. Lo hizo en la victoria de Estados Unidos 5×0 ante Costa Rica.