El hondureño Alfredo Hawit, suspendido presidente de la Concacaf y acusado en el caso de corrupción de la FIFA, fue colocado bajo arresto domiciliario el martes en Estados Unidos tras reunir las condiciones de su fianza, indicaron a AFP fuentes oficiales.

“El detenido Alfredo Hawit-Banegas, número 88501-503 fue retirado de custodia de la Oficina Federal de Prisiones en el MDC (Centro Metropolitano de Detención) de Brooklyn el 2 de febrero”, señaló a AFP en un correo electrónico un portavoz de esa institución en Nueva York.

La orden del liberar bajo fianza a Hawit, de 64 años, fue firmada el lunes por el juez federal Steven Gold en una audiencia en los tribunales de Brooklyn (sudeste), según documentos presentados en el expediente del caso.

Hawit fue liberado tras el pago de 50.000 dólares en efectivo y una fianza total con garantías de un millón de dólares, de acuerdo con la orden del juez Gold.

Exvicepresidente de la FIFA, fue extraditado el 13 de enero desde Suiza, donde había sido detenido el 3 de diciembre pasado, y se declaró inocente de los 12 cargos en su contra.

Otro juez federal, Robert Levy, había acordado su liberación bajo fianza el 21 de enero pero mantuvo su detención hasta que se cumpliesen las condiciones de la misma.

Hawit sufre graves problemas de salud, tiene pancreatitis y diabetes y necesita una dieta especial que no tuvo en prisión en Suiza, según su abogado Justin Weddle.

Hawit, que entregó sus pasaportes, quedará recluido en la casa de su hija en Florida (sureste de EEUU).

La fiscalía acusa a Hawit de asociación delictiva, fraude y lavado de dinero, por ejemplo, al haber recibido sobornos de parte de sociedades de mercadotecnia deportiva a cambio de los derechos de comercialización y difusión de torneos organizados en Latinoamérica.

mar/val