Las molestias por decisiones arbitrales se manifiestan de mil maneras en el fútbol, en la Copa del Principe de Kuwai, el Al Jahra y el Khaitan se enfrentaban con normalidad hasta que el árbitro del encuentro expulsó a dos jugadores del equipo local. 

En ese momento irrumpió en el campo de juego el dueño del club, el jeque D’Ham al Shammari quien agredió al árbitro; después varias agresiones se dieron en el campo de juego.