El club denominado “colchonero” pagó un total de 30.422.520 euros  por el nuevo estadio Wanda Metropolitano. Estos gastos cubrieron las obras de edificación que brindan acceso al complejo deportivo y alrededor de 4.000 puestos de estacionamiento que son indispensables para el estadio.

El acuerdo fue alcanzado por el ayuntamiento de Madrid y el club Atlético de Madrid para la finalización del estadio con toda su infraestructura como terminación de un convenio inicial, realizado en el año 2008. Este convenio tuvo cambios por parte del concejal de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, y el consejero designado del club español, Miguel Ángel Gil.

La construcción prevista en el convenio de 2008 fue de 101.372,50 metros cuadrados, sin embargo , luego de tres años incremento a 151.500 a través del Plan Especial del Área de Ordenación Especial “Parque Olímpico Sector Este”, por lo cual el precio de la edificación aumentó.

También, se descarta la posibilidad de que el estadio sea utilizado para Juegos Olímpicos, debido a que, será  de completo uso privado para el club.