En el primer partido de la jornada del martes, Bolivia recibió en la altura de La Paz a Uruguay. El resultado fue un abultado 3-0 a favor de lo locales. Los tantos vinieron por parte de Juan Carlos Arce por duplicado y Marcelo Moreno Martins, quien además falló un tiro penal.

El partido empezó con un Uruguay yendo a proponer y teniendo las más claras del partido pero sin poder afinar la puntería para meterla dentro del arco defendido por Lampe. Cumplida la media hora de partido, Bolivia se animó a ir al ataque y Juan Carlos Arce lanzó un centro que agarró un rebote con rapidez y confundió a Muslera. La pelota se coló abajo de los tres postes y ahí empezó el dominio boliviano.

Los locales tomaron la iniciativa del encuentro anulando a los jugadores uruguayos en todas la líneas, era un monólogo verde. Ya cumplidos los 45′ minutos, Arce, figura del encuentro, centró para encontrar a un solitario Moreno Martins que cabeceó con toda la comodidad y selló el 2-0 parcial antes de irse a los camerinos.

La segunda mitad empezó con las revoluciones muy altas, Uruguay quería descontar para meterse en el partido y Bolivia buscaba sentenciar el trámite. Ambas escuadras realizaron cambios ofensivos para cambiar el rumbo del duelo a su favor. A los 62  minutos Bolivia tuvo una situación inmejorable para matar a Uruguay, un penal cometido al recién ingresado Algaranaz ponía en expectativa a todos los presentes en el Eduardo Siles de La Paz. Moreno Martins se encargó del tiro pero lo mandó por encima del travesaño. Uruguay todavía seguía con vida.

Doce minutos más tarde llegó otra bocanada de aire fresco para los charrúas que no encontraban su juego. Carmelo Algaranaz salió expulsado por una fuerte entrada hacia Diego Godín. Sin embargo, los de Tabárez no supieron manejar la superioridad numérica.

Tan solo cinco minutos después de quedarse con diez hombres, Bolivia, quien no bajó los brazos, selló la goleada con un cabezazo del hombre de la noche, Juan Carlos Arce. El elemento menos no se sintió en la cancha.

Con este resultado, Bolivia se mete en la disputa por la clasificación con 15 puntos, por su parte, Uruguay cierra una doble fecha para el olvido con cero puntos de seis posibles y cae a la séptima casilla con 16 unidades.