Brasil fue un típico galán de verano, que enamoró a la ‘torcida’ desde el arranque: veloz, encantador, para luego romperle el corazón con un juego tosco y sin propuestas, que le costó perder a Neymar para un duelo clave contra Paraguay.

Después de madrugar al rival con un gol en los primeros segundos de juego y luego sumar otro antes de la media hora, la ‘canarinha’ se dejó empatar 2-2 el viernes por un Uruguay que no necesariamente fue superior, pero que supo leer los defectos de sus anfitriones en Recife (noreste).

De la mano de su DT Dunga, Brasil parecía reencontrarse con su glorioso pasado: el pase certero y hasta destellos de ‘jogo bonito’. Las jugadas de la vieja escuela sumadas a la técnica de un desequilibrante Willian daban superioridad en el medio campo, mientras Neymar se vestía de falso 9 para ser protagonista de la creación de los ataques.

Pero el ‘maestro’ Washington Tabárez cambió su línea de 4 y, como si se tratase de fútbol sala, abrió a su equipo en un rombo que se desplegó por las laterales, desbaratando la superioridad brasileña en el centro y apoyándose para finalizar en su desatado ‘Pistolero’ Luis Suárez.

Desequilibrado y sin soluciones tácticas, Brasil volvió a la pesadilla de su presente: aguantó sin ideas, apostó como siempre en Neymar que ya para la segunda mitad estaba diezmado por la defensa rival y buscó sobrevivir con una marca fuerte. Su máxima estrella acumuló amarillas y se perderá el duelo en Asunción.

La situación es difícil: tercera, con ocho puntos, si Uruguay, Argentina y Chile ganan sus respectivos duelos y Brasil cae en el Defensores del Chaco, podría quedar momentáneamente fuera de la zona de clasificación, a la espera de remontar en los siguientes partidos, como si en el país ya no hubiera motivos suficientes para sufrir.

– ¡Ay David, David! – Ya había recibido críticas en el Mundial y, tras el duelo contra Uruguay, no fue la excepción. La actuación del defensa David Luiz fue la que peor calificada. “Errático: 3,5; como siempre, faltó tranquilidad”, según la nota que le colocó el diario O Globo.

Por el zaguero del Paris Saint Germain pasó el gol del ‘Pistolero’ Suárez, y estuvo a punto de regalarle uno más cuando, al tratar de despejar con la cabeza, terminó ‘pivoteando’ el balón para el uruguayo, cuyo disparo controló Allison, quien le salvó el pescuezo en varias ocasiones.

“David Luiz se cree el mejor zaguero del mundo fuera de la cancha, pero dentro, no es nada así”, dijo la noche del miércoles un comentarista de la radio CBN, indignado por la forma en que la ‘canarinha’ se dejó empatar, y reclamando humildad en el defensa.

David Luiz tampoco alineará ante Paraguay por acumulación de tarjetas y Dunga convocó en su reemplazo al defensa del Corinthians, Felipe, titular absoluto en su club e importante en la conquista del campeonato brasileño el año pasado.

– ¿Se viene la debacle? – En el Mundial 2014, tras la lesión que dejó fuera del equipo a Neymar durante los cuartos de final, se vino la debacle. Desmoralizados, fueron atropellados 7-1 por Alemania y luego ultimados por Holanda 3-0.

El reemplazante de Neymar frente a Paraguay, el próximo martes en el estadio Defensores del Chaco, será Gabriel, la estrella de la selección olímpica brasileña.

Voy a realizar un sueño. No me lo esperaba, estoy contento por la oportunidad”, dijo ‘Gabigol’ al portal de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF).

Dunga, por su parte, sigue en deuda con su país y con el mundo: devolverle a Brasil el juego certero, creativo e infalible que todos reclaman.

mav/js/cl

© 1994-2016 Agence France-Presse