El encuentro amistoso que debían jugar este martes en Bruselas las selecciones de España y Bélgica fue cancelado por motivos de seguridad tras los atentados que el viernes dejaron 129 muertos en París, informaron fuentes oficiales belgas.

La decisión se adoptó después de que las autoridades aumentaran la alerta terrorista al nivel 3, o grave, en todo el país (amenaza posible y probable), señala un comunicado del Centro Nacional de Crisis, dependiente del ministerio del Interior. “Esta amenaza concierne particularmente a los lugares con fuerte concentración de personas”, precisa la nota.

“Se solicitó una presencia policial visible y reforzada para todos los grandes eventos (…). También se requiere la vigilancia de todos los ciudadanos”, agrega el Centro de Crisis. Uno de los blancos de los atentados del viernes fue el Estadio de Francia, en las afueras de París, durante un partido amistoso Francia-Alemania. Tres yihadistas suicidas se hicieron estallar en las inmediaciones del estadio, matando a una persona.

“Las decisiones las toma el Centro de Crisis, que reúne a todos los servicios de seguridad”, explicó a la AFP una fuente gubernamental belga. La Unión Belga de Fútbol (URBSFA) confirmó la anulación del encuentro. “Tras consultar con las autoridades competentes y la selección española, la URBSFA decidió cancelar el partido”, señaló.

“Lamentamos que un partido amistoso se suspenda a último momento y entendemos la decepción de los hinchas. Pero, teniendo en cuenta las circunstancias excepcionales, no podemos tomar ningún riesgo en materia de seguridad de nuestros jugadores y seguidores”, explicó la URBSFA. Estaba previsto que unas 50.000 personas acudieran al estadio Rey Balduino para este encuentro entre la selección belga, número uno en el ránking de la FIFA, y los españoles, actuales campeones europeos.

“Algunos estábamos deseando jugar el partido (…) pero, bueno, habiendo motivos de seguridad”, dijo el martes el seleccionador español Vicente del Bosque a la cadena SER.