El volante Marcelo Díaz, quien retornará a la titularidad en la selección chilena para el duelo con Uruguay por la clasificatoria, aseveró que no caerán en eventuales provocaciones tras el polémico partido que disputaron en la Copa América-2015.

“Nosotros no vamos a caer en ningún tipo de provocaciones y trataremos de traernos los puntos. El Estadio Centenario es uno de los más difíciles donde podemos jugar”, dijo Díaz, en rueda de prensa el sábado.

El volante del Hamburgo de Alemania, quien estuvo suspendido por doble tarjeta amarilla y no jugó con Colombia, afirmó que quedó atrás la polémica surgida luego de que su compañero Gonzalo Jara introdujo el dedo en el ano al delantero uruguayo Edinson Cavani, durante un accidentado partido de cuartos de final de Copa América.

Hace varios días los hinchas uruguayos agotaron las localidades del Centenario.

“No vamos a ir a pelear, ni dar declaraciones falsas. La rivalidad seguramente estará sólo en la cancha. Somos todos bien grandes para saber lo que hacemos, lo de Jara y Cavani es algo normal del fútbol, antes esto pasaba y no se veía, ahora hay cámaras por todos lados”, afirmó.

“Lo que digan ellos (Uruguay) es respetable, pero es su opinión, si quieren poner un condimento especial que lo hagan, para nosotros es un partido más, es importante, pero nada más. Nuestra misión es ir y plantarnos para hacer nuestro juego, es una cancha muy complicada y con mucha presión”, agregó.

Díaz será el retorno esperado para el técnico Jorge Sampaoli, ya que es considerado el armador del juego chileno, y que su ausencia en el partido ante Colombia (1-1) fue muy sentida por el equipo, según los medios locales.

Chile es segundo de las clasificatorias con siete puntos, mientras que Uruguay es tercero con seis. El partido se jugará el martes a las 20H00 (23H00 GMT).