Chile venció a Portugal en la tanda de los penales para acceder a la final de la Copa Confederaciones. El equipo de Juan Antonio Pizzi mantuvo su juego ofensivo con Alexis Sánchez y Arturo Vidal a la cabeza pero no lograron vencer a Rui Patricio en los 90 minutos. En la tanda de los penales, Claudio Bravo sacó toda su experiencia para atajar los que cobró Portugal y darle el triunfo su selección.

El primer tiempo fue muy disputado. Chile tuvo oportunidades de marcar en los pies de Eduardo Vargas, Alexis Sánchez y Arturo Vidal. En los primeros minutos del partido, el 11 de Chile, Vargas, tuvo un mano a mano con Rui Patricio. El arquero portugués se anticipó muy bien y atajó el remate de Eduardo. A jugada seguida, Cristiano Ronaldo puso un balón de gol a André Silva. El delantero de Portugal remató de primera y apareció Claudio Bravo para salvar a su selección.

El partido fue muy disputado y cortado. Ambas selección no quisieron bajar los brazos. Se produjeron pisotones y faltas para cortar las jugadas de peligro. En este partido hubo una polémica. En la segunda parte del partido, Francisco Silva, defensa de Chile, recibió una falta penal que no fue pitada por el árbitro, si se utilizó el VAR. También se pudo definir el partido en los minutos finales del encuentro. Arturo Vidal remató al segundo poste de Rui Patricio. El balón golpeó en el vertical y le quedó el rebote a Pablo Hernández, que remató y el esférico golpeó en el horizontal. El partido se definió en penales.

En los penales, Claudio Bravo atajó los tiros a Quaresma, Moutinho y Nani. Mientras que Arturo Vidal, Charles Aranguiz y Alexis Sánchez marcaron para darle el ticket para San Petersburgo a Chile para que juegue la final de la Copa Confederaciones el domingo.