China considera presentar su candidatura a la organización de la Copa de Asia de fútbol de 2023, anunció la Federación china (CFA), que ambiciona albergar la Copa del Mundo algún día.

La Federación evalúa por el momento la conveniencia y el atractivo de esa candidatura, indicó la Federación en un comunicado dirigido a sus miembros.

La organización de esta competición cuatrienal implicaría la participación de al menos seis ciudades y ocho estadios, para la disputa de un total de 51 partidos en un mes.

Las ciudades interesadas deberán disponer de un aeropuerto internacional y de al menos 10 hoteles cinco estrellas para participar en el proyecto, precisó la CFA.

Con la población más grande del planeta, y la segunda economía del mundo, China dista de la jerarquía futbolística mundial, con su selección ocupando el puesto 84 de la clasificación FIFA.

Tras un 0-0 ante Hong Kong en noviembre, podría caer eliminada de la carrera por participar en el Mundial de Rusia 2018.

El presidente chino Xi Jinping, aficionado al fútbol, no oculta su ambición de convertir al gigante asiático en una potencia futbolística y de que sea anfitriona de un Mundial.

Las empresas chinas juegan un rol fundamental en el desarrollo del deporte en el país, con inversiones en clubes extranjeros en busca de prestigio y de experiencia, mientras que los clubes chinos reclutan a grandes jugadores y entrenadores extranjeros.

China albergó en 2004 la Copa de Asia de naciones, en la que su selección cayó en la final ante Japón.

© 1994-2015 Agence France-Presse