El Real Madrid tendrá un difícil partido este sábado de visitante ante el Eibar por el mal juego que viene desempeñando, la perdida de la punta y las bajas por sanción y lesión. El máximo goleador del conjunto blanco quedó fuera de la convocatoria ya que presenta problemas físicos y Zidane decidió descansarlo para el partido de vuelta la semana siguiente ante el Napoli en San Paolo.

El técnico francés no solo tiene el problema de la baja de Cristiano, también tendrá la suspensión de Morata por amarillas y la de Bale que fue expulsado el miércoles con Las Palmas y estará 2 partidos fuera. Los ‘Merengues’ vienen realizando malos partidos que les ha costado perder momentáneamente la punta con un partido menos. La semana pasada perdieron en el estadio Mestalla con el Valencia, el fin de semana anterior iban perdiendo 2-0 con el Villarreal, pero lograron remontar y ganar 3-2. Pero el miércoles en el Santiago Bernabéu lograron empatar 3 a 3 con Las Palmas y mostraron bastantes falencias y muchos señalados en el equipo.

Esta mañana, según la información de Jugones de la Sexta, Zidane reunió al equipo para darles un toque de atención con respecto a lo que se viene y mencionó que “Hay que defender todos, hay que correr todos. Luego tomó la palabra Sergio Ramos como capitán y acotó que “El único que está liberado es Cristiano porque mete 60 goles”. De esta forma, el Real Madrid afronta varios retos que definirán su futuro en la Liga y Champions League.

Foto: www.realmadrid.com