La lesión de Cristiano ante Francia hizo saltar las alarmas en el Real Madrid. Payet entró con fuerza al balón y se llevó por delante al jugador portugués, que quedó tendido en el suelo haciendo grandes gestos de dolor.

La rodilla izquierda de Cristiano Ronaldo resultó dañada, y le impidió continuar jugando pese a intentarlo. En el minuto 24, se marchaba en camilla y entre lágrimas al vestuario.

Tras la primera exploración de los servicios médicos de Portugal, el diagnóstico esesguince del ligamento lateral interno de grado I en su rodilla izquierda.

Una lesión que podría dejarle fuera de la final de la Supercopa de Europa ante el Sevilla, que se disputará el próximo 9 de agosto en Trondheim. Cristiano sólo tiene un mes para recuperarse, un plazo que se antoja corto para la lesión que sufre, ya que se estima en cuatro semanas el tiempo de recuperación.

Fuente: Marca