El ex astro del fútbol,  David Beckham, como parte de una campaña de UNICEF contra la violencia infantil, dio vida a sus tatuajes para concientizar sobre la terrible realidad que sufren los niños a causa de la violencia que se ejecuta en ellos, en su carácter de Embajador de Buena Voluntad de UNICEF. La campaña pretende ilustrar una realidad brutal: que el abuso físico y psicológico puede marcar a los niños para siempre.

Una de las experiencias que más impactaron al famoso futbolista fue un viaje que hizo a Camboya en el 2015. ‘Allí conocí a niños que me hablaron de la terrible violencia que habían vivido… Espero que este nuevo proyecto llame la atención sobre esta cuestión urgente e inspire a actuar’, dijo el deportista conmovido. ‘Cada cinco minutos, en algún lugar del mundo, un niño muere a causa de la violencia. Millones más están en peligro de sufrir daños físicos, emocionales y sexuales que podrían destruir su infancia para siempre’, advirtió la estrella del Real Madrid en el comunicado de prensa donde presenta la nueva campaña.

En febrero del 2015, el ex futbolista creó: The David Beckham Unicef Fund, con el compromiso de ayudar a los niños más vulnerables del mundo. “Cuando lancé mi 7 Fund con Unicef, me comprometí a hacer todo lo posible para lograr que el mundo sea un lugar más seguro para los niños y hablar sobre temas que están teniendo consecuencias devastadoras en las vidas de los niños. Uno de esos temas es la violencia. Cada cinco minutos, en algún lugar del mundo, un niño muere a causa de la violencia. Millones más están en peligro de sufrir daños físicos, emocionales y sexuales que podrían destruir su infancia para siempre”, explicó.