El estadio de Liniers fue clausurado por tener un campo de juego torcido, el equipo que actualmente se encuentra en la Quinta División no podrá disputar sus partidos hasta que arreglen.

Las medidas del campo de juego eran correctas, pero no se parecía nada a un rectángulo y más bien se asemejaba a un paralelogramo.

Foto: marketingregistrado.com