La Superliga en Argentina avanza, empieza a tomar forma, y cada vez son más los clubes que participan de las reuniones. Este viernes hubo un encuentro en el predio de la AFA de Ezeiza en el cual participaron representantes de 22 clubes de Primera.

Tomado de Diario Olé

Boca, River, Racing y San Lorenzo son los impulsores principales, los de mayor peso específico, pero no los únicos, ya que cuentan con el apoyo de Huracán, Estudiantes, Vélez, Belgrano, Temperley y Banfield, que enseguida se sumaron al proyecto. La posibilidad de comercializar la imagen y los derechos de TV por cuenta propia es uno de los puntos que más entusiasma debido a que supondría mayores ingresos para los participantes, sobre todo para aquellos que generan un alto rating televisivo.

Estamos convencidos de que la creación de la Liga Profesional es un punto de partida de poder empezar a hacer las cosas bien”, dijo el presidente de Boca, Daniel Angelici. Además, contó que “el 16 (de mayo) va a venir el presidente de la Liga española (Javier Tebas Medrano) a explicar todo” y adelantó que “hay propuestas para hacer, para consensuar, que el 50% (de los ingresos de TV) sean igual para todos y el resto por rating, socios, resultados… que haya una escala equitativa y queden todos satisfechos. Si es bueno para Racing, Rafaela, Boca, muchos equipos, es bueno para todos”.

Independiente y Quilmes encabezan el grupo antagónico, que no sólo cuenta con el apoyo de algunos de los clubes de Primera sino que también tiene a casi todo el Ascenso de su lado. Sin embargo, esto no implicaría que la creación de la Superliga corra peligro. Es cierto que los propulsores de la nueva Liga quieren que se sumen todos al proyecto, aunque no es un requisito excluyente para que se lleve adelante. De hecho, Angelici ya avisó públicamente que la decisión de avanzar está tomada. Por eso muchos de los que en un principio eran detractores asistieron este viernes al mediodía a la masiva reunión que se realizó en el predio de la AFA, donde se presentaron las características del proyecto. Hubo ocho ausentes: Huracán, Colón, Godoy Cruz, San Martín de San Juan, Atlético de Rafaela, Patronato, Newell’s y Unión. Pero el resto se mostró flexible…

El inicio de la SuperLiga supondría un nuevo contrato de televisación y otra manera de distribuir los ingresos. El 50% de la torta se dividiría en partes iguales y en el resto se tomarían en cuenta el rating y la clasificación en el torneo anterior.

Pero para que se implemente habrá que modificar el estatuto de la AFA. “Se necesita el consenso de los clubes que participan en AFA, 60 de 75. No podemos hablar de consenso ahora porque había 24 equipos”, explicó el presidente de Racing Club, Víctor Blanco.

Existe, sin embargo, un dato no menor: la idea es que la Liga Profesional disminuya considerablemente y en el menor tiempo posible la cantidad de participantes en Primera División. El proyecto original contempla 12 descensos, aunque suena a imposible. El número que manejan ahora es de 20 o 22 equipos, es decir, entre ocho y diez menos que en la actualidad. Por lo pronto es un avance.