El motivo de la visita de Diego Armando Maradonaa un programa de televisión en Argentina tenía relación con el aniversario número 30 años de su goles -legítimo a ilegítimo- a Inglaterra, por el Mundial de México de 1986.

Sin embargo, al finalizar el encuentro, el “10” histórico lanzó una frase que pone condimento y presión al rival de Chile este domingo en la final de la Copa América Centenario. Con sorna, lanzó:“Ganamos. Si no ganamos… si no ganamos que no vuelvan”.

En todo caso, aquella no fue la única perlita de Maradona. Una víctima fue el actual presidente del país vecino: “(Mauricio) Macri no sabe leer y es el presidente de la Nación (…) mejor no tratarlo. El viejo le regaló la Presidencia”.

Sobre aquel gol con la mano ante los ingleses, expresó que “al árbitro (el tunecino Alí Bennaceur) lo vi hace poco. Está viejito, pero me dijo que volvería a cobrarlo”.

Y sobre el único que debió ser validado hace 30 años, aseveró que “el patadón que me dio Butcher fue tremendo, pero cuando vi que la pelota entraba se me borró el dolor”.