En diálogo con Radio La Red, Diego Castro, gerente de relaciones institucionales de Liga Deportiva Universitaria, habló del día a día del equipo para enfrentarse a Vélez Sarsfield en Argentina. Los albos arribaron a Buenos Aires el martes y hoy realizan su práctica en el predio de Boca Juniors.

“Nosotros entendemos el peso de la camiseta de Liga, todos los jugadores y cuerpo técnico están mentalizados para clasificar a octavos de final. Las ganas están ahí.”, dijo Castro en relación a la seguidilla de malos resultados tanto en LigaPro y Copa Libertadores.

“El jugador sabe que tiene que ganar, no porque vayan hinchas a presionar al complejo, sino porque son personas profesionales que tienen hambre de gloria”, aclaró en referencia a los disturbios que se vivieron ayer en la mañana en el complejo de Pomasqui previo al viaje de la delegación. Dijo además que hubo un “fuerte cruce de palabras entre hinchas y jugadores”.

Añadió que la jornada de entrenamiento de esta tarde será corta, una sola práctica en Casa Amarilla (complejo de Boca Juniors) y luego la concentración en el hotel sin contacto con nadie. No se realizará un reconocimiento de cancha del estadio José Amalfitani ni una cena de confraternidad entre directivos, dada la situación por la pandemia.

La única baja del equipo es Juan Cruz Kaprof por lesión. “Confiamos que el profesor Repetto tomará la mejor decisión y optará por la alineación más adecuada para ganar este encuentro.”, finalizó el directivo.