Funcionarios de la Policía chilena concurrieron a la sede de la Federación Nacional del Fútbol chileno (ANFP) para entregar citaciones a su directorio en el marco de una investigación por la asignación de sueldos, paralela al caso de sobornos que investiga la justicia estadounidense.

En medio de una gran expectación por la posible petición de renuncia al presidente de la ANFP, Sergio Jadue, por parte del Consejo Directivo de esa organización, irrumpió en el edificio de la asociación de fútbol un vehículo con funcionarios de la Policía de Investigaciones de Chile (PDI).

A través de un comunicado, la ANFP confirmó que policías entregaron “citaciones al presidente de la Corporación (Sergio Jadue) y a algunos miembros de su Directorio en el marco de una investigación rutinaria en relación con la asignación de honorarios que el Consejo de Presidentes acordó por unanimidad para ellos”.

La investigación se inició luego de que el Ministerio de Justicia de Chile objetara esas asignaciones, al estimar que no correspondían por ser la ANFP una corporación sin fines de lucro.

El caso se da en paralelo a la investigación por la recepción de sobornos en la adjudicación de los derechos de televisión de varios torneos internacionales que investiga la justicia estadounidense y que involucra a altos dirigentes sudamericanos y de la FIFA.

Sergio Jadue, que aparece mencionado en esta investigación, negó la tarde del jueves su renuncia al cargo, pero horas después  -tras el partidos por eliminatorias de Chile ante Colombia en Santiago- la ANFP confirmó que presentó una licencia médica por 30 días.

Jadue, quien además es uno de los vicepresidentes de la Conmebol, había llegado el mismo jueves a Santiago desde Sao Paulo, donde viajó sin informar a la ANFP, según él, para negociar algunos altos cargos para Chile “a nivel internacional”.

La ANFP ha descartado que Jadue incurriera en irregularidades en manejo de fondos, aunque desde junio lleva adelante auditorías contables y financieras para esclarecer denuncias sobre la posible recepción de sobornos y enriquecimiento ilícito