Uno de los siete dirigentes de la FIFA detenidos en Suiza a petición de las autoridades estadounidenses a finales de mayo, aceptó su extradición al país norteamericano, indicó el viernes el gobierno suizo, que espera que la policía estadounidense acuda a buscarlo.

“La fiscalia del distrito Este de Nueva York sospecha sobre el que consintió ayer ser extraditado que aceptó y guardó para él sobornos de varios millones de dólares de empresas comerciales deportivas, como intercambio por derechos de comercialización”, indicó la Oficina Federal Suiza de la Justicia en un comunicado.

Foto: teleprensa.com