La justicia estadounidense procesó este jueves a otros 16 altos responsables o exaltos responsables de la FIFA y asociaciones nacionales latinoamericanas, entre ellos los presidentes de la Conmebol y la Concacaf, ambos detenidos en Suiza, por el caso de corrupción que sacude desde mayo a la organización.

En forma paralela, ocho de los acusados en este escándalo se declararon culpables, entre ellos el exvicepresidente de la FIFA y expresidente de la Concacaf, Jeffrey Webb, detenido en mayo pasado y quien aceptó devolver 6,7 millones de dólares, anunció además el Departamento de Justicia norteamericano.

Entre los nuevos procesados se encuentran el paraguayo Juan Ángel Napout, presidente de la Conmebol, y el hondureño Alfredo Hawit, presidente interino de la Concacaf, arrestados en Zúrich (Suiza), así como el titular de la poderosa Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), Marco Polo del Nero, y el expresidente de esa entidad Ricardo Teixeira.

En el acta de acusación ante la justicia federal de Brooklyn (Nueva York), que incluye un total de 92 cargos, también figuran los argentinos José Luis Meiszner y Eduardo Deluca, actual y exsecretarios generales de Conmebol, al igual que actuales y expresidentes de las federaciones de Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y Perú.

La denuncia incluye pedidos y pagos de sobornos por “más de 200 millones de dólares para vender derechos de retransmisión y marketing de torneos y partidos internacionales de fútbol”, afirmaron las autoridades.

Siete responsables del fútbol mundial ya habían sido detenidos el 27 de mayo en Zúrich por sospechas de corrupción y de blanqueo de dinero, en una primera ola de arrestos por este gigantesco caso de corrupción que ha provocado un verdadero terremoto en la organización y parece no tener fin.

– 190 millones de USD recuperados -Con los nuevos procesados, la lista de individuos y compañías inculpadas se eleva a 41, de los cuales doce personas y dos empresas ya han sido condenadas o se declararon culpables y aceptaron devolver más de 190 millones de dólares.

Además, más de 100 millones de dólares se encuentran retenidos en Estados Unidos y otros países por su presunta conexión con actividades criminales de los inculpados.

Junto con Webb, exvicepresidente de la Concacaf, otros procesados que admitieron los cargos en su contra son los expresidentes de las federaciones chilena y colombiana de fútbol, Sergio Jadue y Luis Bedoya, respectivamente, y los empresarios argentino Alejandro Burzaco y brasileño José Margulies.

Burzaco, expresidente de la compañía Torneos y Competencias S.A., dedicada a la transmisión de eventos deportivos, aceptó de su lado pagar 21,6 millones de dólares, de acuerdo con el Departamento de Justicia.

La primera ola de detenciones de mayo había llegado en vísperas del Congreso electivo de la FIFA, que reeligió pese al escándalo al presidente Joseph Blatter, aunque el suizo anunció apenas cuatro días después su próxima marcha, que tiene pensado hacer efectiva el 26 de febrero, cuando se elija a su sucesor.

Este jueves, el paraguayo Napout y el hondureño Hawit fueron detenidos en su hotel de Zúrich, donde se encontraban para participar en reuniones del Comité Ejecutivo de la FIFA, que debatió en los dos últimos días un programa de reformas para restaurar la credibilidad de la organización, hundida por estos escándalos de corrupción.

En el marco de la investigación, el FBI allanó las oficinas en Miami (sur de EEUU) de la empresa de producción Imagina US, filial de una firma española y que ofrece también servicios de publicidad y mercadotecnia.

© 1994-2015 Agence France-Presse

foto:univisión