El técnico luso aplazó el entrenamiento del día 25 a las 16.30, con lo que dejó a sus jugadores sin poder celebrar como cada año la comida con sus familias.

José Mourinho, técnico del Manchester United, ha aplazado el entrenamiento de su equipo previsto para la mañana del 25 de diciembre, día de Navidad, a las 16.30 horas, según el diario The Sun, con lo que sus jugadores no podrán celebrar como cada año la festividad junto a sus familias. Lo habitual es que la víspera del tradicional Boxing Day (26 de diciembre) los entrenamientos tengan lugar por la mañana para que después los jugadores puedan disfrutar de la comida de Navidad junto a sus familiares, incluido champán los que así lo deseen.

Según The Sun, los jugadores del United están molestos porque es la primera vez que se producirá esta situación. El entrenamiento se celebrará en Old Trafford y no en las instalaciones de Carrington, con lo que también los encargados del césped del estadio se ven afectados, porque dispondrán de poco tiempo para poner el terreno de juego del ‘Teatro de los Sueños’ a punto para el encuentro del Boxing Day contra el Sunderland.

La decisión se interpreta en el marco de que Mourinho no está precisamente satisfecho con sus jugadores por algunos resultados cosechados esta temporada. El equipo de Old Trafford, 6º a 13 del líder Chelsea, se enfrentará al Saint-Étienne en los dieciseisavos de la Europa League.

Fuente: mundodeportivo