Los equipos latinoamericanos rindieron este fin de semana en las canchas del continente emotivos homenajes al Chapecoense de Brasil, por el trágico accidente aéreo que sufrió la noche del lunes cerca de Medellín.

En diversos países de la región distintos equipos cambiaron sus tradicionales camisetas para jugar con una verde, el color del Chapecoense, y otros lucieron el escudo del equipo de Santa Catarina (sur de Brasil) en sus pechos.

En Medellín, ciudad a la que se dirigía el Chapecoense para enfrentar al Atlético Nacional en la final de la Copa Sudamericana cuando el avión que los transportaba se estrelló la noche del lunes, se vivieron momentos de honda emoción.

En el encuentro entre Atlético Nacional y Millonarios jugado en el Atanasio Girardot de Medellín, el mismo donde se iba a disputar la final de la Copa Sudamericana, los niños que acompañaban a los futbolistas en la salida a la cancha portaban pañuelos en la frente con letras japonesas y el escudo de Chapecoense, en referencia a que el Atlétio Nacional disputará el Mundial de Clubes en Japón, un torneo que dijo encarará en honor a la escuadra brasileña.

Los 22 jugadores se pusieron una camiseta blanca con el escudo de Chapecoense y Atlético Nacional jugó con el uniforme de visitante, que es negro, en señal de luto. Además, tenía bordado el distintivo del cuadro brasileño mientras Millonarios sostuvo globos blancos.

En el juego entre Santa Fe y Medellín, en el estadio El Campín de Bogotá, jugadores e hinchas portaron globos plásticos blancos y verdes.

Además, en la salida de ambas escuadras, los niños que acompañaron a los futbolistas vistieron camisetas del color del Chapecoense con la leyenda “Somos más que once”. Los jugadores de Santa Fe jugaron todo el partido con una banda negra en el brazo con el escudo del equipo brasileño.

El Chapecoense, fundado hace 43 años, se dirigía a Medellín a jugar la final de la Copa Sudamericana, su primera final de un torneo internacional, cuando el avión de la empresea boliviana Lamia que los trasladaba se estrelló cerca de la capital de Antioquia.

En el siniestro fallecieron 71 personas y sobrevivieron seis: tres jugadores del Chapecoense, un periodista y dos miembros de la tripulación.

Camisetas, globos y videos 

También San Lorenzo, equipo que había sido eliminado por el Chapecoense en semifinales de la Copa Sudamerica hace dos semanas, realizó un emotivo homenaje el sábado en el marco de la duodécima fecha del torneo argentino.

El ‘gaucho de Boedo’ entró en el estadio Roberto Carminatti, de Bahía Blanca, para enfrentar al local Olimpo, con las camisetas verdes que sus jugadores intercambiaron con los del Chapecoense durante la reciente semifinal.

Este domingo, River Plate cambió su clásica camiseta blanca con la banda roja por una íntegramente verde que vistieron sus jugadores durante el partido ante Independiente en un inédito homenaje. La casaca incluyó un escudo negro de Chapecoense en el pecho y cada jugador llevó inscrito en la espalda el nombre de uno de los jugadores brasileños fallecidos.

Boca también rindió su particular homenaje en el partido ante Racing disputado en La Bombonera. Los jugadores vistieron una casaca con los tradicionales colores oro y azul, pero que incluyó un escudo negro del club brasileño.

Los uruguayos Peñarol y Juventud de Las Piedras y el boliviano Bolívar, entre otros equipos del continente, dejaron de lado sus uniformes habituales y encararon sus partidos del fin de semana por los torneos de su país con camisetas verdes.

También en México se homenajeó al Chapecoense: León y Tigres, que se enfrentaron el sábado por las semifinales del torneo Apertura, jugaron con el escudo del club brasileño impreso en sus camisetas.

Previo al encuentro, jugado en el estadio Universitario, los Tigres salieron a entrenar con una camiseta blanca con el escudo del Chapecoense y la frase “#ForçaChapecoense” impresos en el torso.

Las tribunas del estadio fueron pobladas por miles de aficionados vestidos de blanco; en una de las cabeceras fue desplegado un gran moño negro impreso sobre una enorme manta blanca y en la cancha se soltaron al aire decenas de globos blancos.

El estadio Universitario, con capacidad para 40.607 espectadores, recordó al Chapecoense con un minuto de aplausos, la proyección de un video con jugadas y goles del equipo brasileño en una pantalla gigante y la reproducción del himno del ‘Chape’ por el sonido local.

 Fuente: Conmebol