El Inter de Milan confirmó mediante un comunicado oficial que ha llegado a un acuerdo con el jugador danés, Christian Eriksen, para rescindir el contrato de mutuo acuerdo.

Los protocolos del CONI impiden que el centrocampista juegue en Italia con un desfibrilador instalado. El futbolista de 29 años, que sufrió un paro cardíaco que conmocionó al mundo del fútbol durante la pasada Eurocopa, quiere volver a los terrenos de juego y estuvo trabajando junto a un entrenador personal en las instalaciones del Odense Bk, equipo de la Superliga Danesa.


“Aunque el Inter y Christian quedan separados a partir de ahora, ambos siempre compartirán los buenos momentos, los goles, las victorias, las celebraciones con la afición fuera de San Siro. Todo quedará grabado en la historia Nerazzurri para siempre. Todavía podemos recordar aquel momento de emoción e ilusión. Cuando se espera a algo que sabes que va a ser bueno, lo único que quieres es que dure más tiempo, para poder disfrutarlo mejor”, inició el comunicado.

”Nunca podremos olvidar aquel disparo que acabó estrellándose contra el larguero, y tampoco la natural reacción materializada en el “uyyyy” de la afición interista, que quedó boquiabierta tras descubrir a todo un mago que se atrevió a crear peligro desde una distancia ridícula, un balón que se quedó a unos centímetros de producir la gloria. En ese momento, Christian nos demostró que era un artista digno de grandes obras”, añadió.

”Aunque ahora el Inter y Christian queden separados, el fuerte vínculo que se creó y se estableció entre ellos nunca se va a romper. Los buenos momentos, los goles, la consecución del escudeto y celebración con la afición fuera de San Siro… Quedará grabado para siempre en la historia Nerazzurri”, finalizó el Internazionale.