La UEFA ha anunciado este jueves que la final de la Champions League 2017/2018 se disputará el 26 de mayo en el estadio Olímpico de Kiev, mientras que el Lillekula Arena de Tallin (Estonia) acogerá la final de la Supercopa de Europa en 2018.

La ciudad de Kiev, capital de Ucrania, será la sede de la final de la Liga de Campeones de 2018, que se disputará el 26 de mayo, informó la UEFA en su página web.

El Estadio Olímpico de Kiev, tiene una capacidad para 68.000 espectadores y alberga los partidos importantes del Dínamo Kiev y de la selección nacional de ese país, este estadio será el primer recinto deportivo, en suelo ucraniano, en el que se disputará el partido definitorio de una competición europea de clubes.

Por otro lado la UEFA también ha decidido que el Lilleküla Arena de Tallín (Estonia) sea la sede de la Supercopa de Europa de 2018, que enfrentará a los campeones de Liga de Campeones y Europa League de la temporada 2017/18.