Wayne Shaw, el portero suplente del Sutton, ha sido el gran protagonista del partido entre el equipo de quinta división inglesa y el Arsenal, en octavos de la FA Cup.

El portero de 45 años y 115 kilos ha llamado la atención desde el banquillo, ni más ni menos que por comerse un bocadillo cuando el partido todavía no había terminado.

En los minutos finales del partido, los jugadores del banco de suplentes ya se resignaron a la derrota con el marcador ya en 0-2 . Ahí fue cuando las cámaras de televisión enfocaron el banquillo local para mostrar a Shaw  que apareció con un sandwich y empezó a comerlo.

Sin embargo, lo que parecía quedarse en tono de broma ha tenido repercusiones que podrían enfrentar a Shaw a alguna sanción ya que el diario inglés The Guardian sostiene que, por haber comido un sandwich, le abrieron una investigación ya que una casa de apuestas pagaba 8 libras que lo iba a hacer. “Las normas de la FA en las apuestas sostienen que un participante no podrá apostar, ya sea directa o indirectamente, o permitir a cualquier persona apostar en el resultado, el progreso, conducta o cualquier otro aspecto de, o la aparición de, un partido de fútbol”, señala el medio.

A su vez el portero expresó que conocía la apuesta, pero simplemente pensó que sería divertido hacer que los pocos que apostaron, recuperen su dinero.

video: E7Comps