Paul Clement vuelve a Inglaterra para debutar como entrenador en la Premier, dejando su puesto como asistente de Carlo Ancelotti en el Bayern Múnich para hacerse cargo del Swansea, donde ocupará la plaza del destituido Bob Bradley.

El técnico inglés, de 44 años, trabajó ya con Ancelotti en el PSG y Real Madrid, teniendo una primera y fracasada etapa como entrenador principal, la pasada campaña, en el Derby County, con el que pasó del liderato en la segunda división al acabar la primera vuelta a quedar fuera del ascenso tras una racha de siete jornadas sin ganar que motivo su despido en febrero de 2016.

“Paul no sólo ha trabajado con algunos de los clubes más importantes de Europa, sino con varios de los mejores futbolistas del mundo”, aseguró Huw Jenkins, presidente de los Swansea, en unas declaraciones en la página web del club. El entrenador inglés llega al equipo del ecuatoriano con un contrato de  dos temporadas y media.