El elenco dirigido por José Mourinho, tuvo una dura derrota el día de ayer por un contundente 1-3 ante el Manchester United. Son abrió el marcador para los locales que no pudieron sostener el resultado en Londres y terminaron perdiendo.

Luego del partido, el jugador surcoreano fue víctima de intensos insultos racistas. Los ”spurs” publicaron en sus redes sociales, un mensaje revelando que iniciarán las investigaciones respectivas.

El club londinense denunció el hecho y confirmó que iniciará una investigación, junto a la Premier League, para establecer cuáles son los siguientes pasos para acabar con el racismo en el torneo inglés.