Emelec ya no depende de sí mismo para clasificar a los octavos de final de la Copa Libertadores puesto a que perdió ante Palmeiras la fecha pasada y Deportivo Táchira se impuso con goleada a Independiente de Bolivia, pasándolo así en la tabla. Actualmente los venezolanos ocupan la segunda casilla con dos puntos más que los eléctricos.

El rival a vencer esta última fecha de fase de grupos es el colero de la clasificación, Independiente. Las esperanzas de Rescalvo yacen en una victoria de su equipo y que el ya clasificado Palmeiras haga lo suyo con Deportivo Táchira o por lo menos empate. Las ventajas para Emelec en este encuentro son que juegan de locales y se enfrentan a un equipo que no ha podido ganar en esta Copa. Las desventajas son que los guayaquileños no han podido sumar de a tres en sus últimos cuatro partidos en todas las competiciones y llegan con la moral baja.

“Cuando entregas todo y haces todo lo posible para ganar, se intenta y no se consigue, esto es parte del juego”, dijo el español, quien está al filo de convertirse en el entrenador azul con más derrotas en la década más reciente.

La cuesta se encuentra inclinada hacia arriba para el DT español que no podrá contar con el juego de Jackson Rodríguez, Bruno Pittón, Aníbal Leguizamón y Marlon Mejía. Del otro lado, solo es baja el volante Alejandro Bejarano.

La principal gran noticia para este choque es que Emelec volverá a contar con uno de sus principales referentes en ataque, Joao Rojas, quien superó una lesión que lo privó de estar en la fecha pasada ante Palmeiras, en Brasil.

La última vez que estos dos clubes se vieron las caras, el resultado fue un empate 1-1, dándole así el único punto que tienen los bolivianos en la fase de grupos. En esa ocasión Jonatan Cristaldo había marcado para los locales y Mauro Quiroga empató el trámite en el último minuto del partido.

Los del astillero ya tienen asegurado el puesto en Copa Sudamericana pero el objetivo será hacer los deberes en casa y esperar una ayuda de Palmeiras para poder continuar en Copa Libertadores. Actualmente el Bombillo cuenta con cinco puntos y es tercero en la tabla.