Esteban Paz, principal directivo de Liga Deportiva Universitaria, arribó a Buenos Aires la noche de este lunes para acompañar al equipo en su partido copero ante River Plate. Desde ahí, se refirió al actual momento de Liga, al partido frente al ‘Millonario’ y los hechos violentos que se produjeron el domingo en Casa Blanca. 

Hablando acerca del trajín de viajes y partidos que han tenido los albos, y del choque ante River por los octavos de final de la Copa Sudamericana, Paz manifestó: “El equipo tiene que hacer un gran esfuerzo para desplazarse de un lugar a otro y cambiar el chip, de campeonato nacional a Copa Sudamericana. Hoy River tiene la obligación de ganar al igual que Liga tenía cuando fue protagonista en el continente, eso nos quita presión a nosotros. Estoy seguro y confiado en lo que demostraremos porque hemos venido creciendo”.

Un buen número de hinchas ecuatorianos estarán presentes en el estadio Monumental de Núñez. “River nos entregará entradas y nosotros les daremos reciprocidad para el partido de vuelta. Hace 6 meses no me sentía con la tranquilidad que hoy tengo, siento que Liga está empezando un ciclo con una base importante de jugadores para lograr grandes cosas”, señaló.

En la parte final, hizo referencia a los actos violentos que se produjeron el domingo en el partido ante El Nacional. “Hay que tomar cartas en el asunto porque la dirigencia no tiene nada que ver con un acto que sucedió a kilómetros del estadio. No son hinchas, son delincuentes con mentalidades que tienen que ser castigadas con prisión. En cuanto al problema aislado que se dio en el palco, estamos investigando para tomar cartas en el asunto. No podemos tener un policía por cada persona que asiste al estadio”, concluyó.

Liga Deportiva Universitaria entrenará esta tarde y Luis Zubeldía dejará listo el equipo que enfrentará a River Plate el miércoles, desde las 19h00 (17h00 de Ecuador). Los albos no realizarán el reconocimiento de la cancha del Monumental. A continuación el audio y el video con las declaraciones de Esteban Paz, y un informe de Edwin ‘El Chaca’ Salas y William Dávila a su llegada al hotel en Buenos Aires.