Las autoridades suizas se cuestionan sobre el país al que extraditar al uruguayo Eugenio Figueredo, ex vicepresidente de la FIFA de 83 años, que había aceptado su extradición a Uruguay, pero al que también reclama Estados Unidos.

La Oficina Federal Suiza de la Justicia (OFJ) de Berna anunció el 11 de noviembre haber “aprobado la solicitud de extradición facilitada a Uruguay bajo reserva no obstante de que Estados Unidos no solicite ser prioritario”. Estados Unidos, que también había solicitado la extradición de Figueredo, podría ceder o no la prioridad a Uruguay, pero finalmente le ha reclamado.

“Las autoridades de Estados Unidos solicitaron que la OFJ otorgue la prioridad a su solicitud de extraditar a Figueredo hacia los Estados Unidos”, indicó Folco Galli, un portavoz de la OFJ, en un correo electrónico enviado a la AFP. “La decisión será tomada por la OFJ”, añadió, sin precisar el momento en el que podría ser anunciada.

Al igual que la justicia estadounidense, la justicia uruguaya sospecha que Figueredo abusó de su función para su propio enriquecimiento. Figueredo es sospechoso de haber aceptado sobornos millonarios a cambio de otorgar a una sociedad de comercialización estadounidense los derechos de distribución para la difusión de partidos de fútbol.

La justicia uruguaya anunció que podría llegar a un acuerdo con Figueredo – también ex presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol y directivo de la Conmebol- si cooperase con las investigaciones.