Uno de los clásicos más vistos y seguidos es el español; FC Barcelona ante Real Madrid; pero sin duda alguna el cuadro de Valverde desde el 2013, no ha visto un tarjeta roja y a finalizado jugando con sus 11 jugadores; mientras que el cuadro de Zidane a visto cuatro tarjetas rojas, la última fue el pasado 13 de agosto en el compromiso de la ida por la Supercopa  española donde fue expulsado el crack portugués Cristiano Ronaldo.

El cuadro del azulgrana no sufre una expulsión desde el 2 de marzo del 2013; en un clásico; sin embargo el Real Madrid ha finalizado con 10 jugadores en la cancha por cuatro ocasiones; en los últimos cinco encuentros; la última fue en la ida de la Supercopa española el fin de semana pasado; por la doble tarjeta amarilla para Cristiano Ronaldo por fingir una falta en el área del penal y empujar al árbitro cuando le indicó la tarjeta. En los dos últimos años, han sido cuatro los jugadores que vieron la roja y tuvieron que dejar el partido antes de su finalización. Esta cifra se corresponde a los últimos cinco partidos disputados entre ambos clubes.

FC Barcelona no ve la tarjeta roja desde el 2 de marzo tras ser expulsado Víctor Valdés minutos antes de finalizar el compromiso; sin embargo el Real Madrid se ha enfrentado en once partidos oficiales. Durante ese periodo, los blancos han visto como se quedaban con uno menos en cinco ocasiones. El primero fue Ramos el 23 de marzo de 2014, Undiano Mallenco le enseñó la roja pasados el minuto 60. Antes de la expulsión, los blancos ganaban 3-2 y finalizó con un 3-4.

Isco fue el segundo (21 de noviembre de 2015), en aquella ocasión los azulgranas ganaban 0-4 en el Santiago Bernabéu y el madridista realizó una fea entrada sobre Luis Suárez. Ramos volvió a ser expulsado dos años más tarde (2 de marzo de 2016). En el último Clásico en el Bernabéu, fue el capitán blanco el que volvió a abandonar el terreno de juego antes de tiempo. Hernández Hernández le mostró la cartulina y el defensa blanco explotó contra Piqué: “Ahora hablas”. Ramos señalaba al azulgrana como culpable y meter presión a los árbitro contra el Madrid.

La última, el pasado domingo. Cristiano Ronaldo veía la doble amarilla y abandonaba el terreno de juego 24 minutos después de entrar por Benzema. Según reflejaba el acta arbitral de De Burgos Bengoetxea, la primera se la mostró por “quitarse la camiseta con ocasión de la celebración de un gol” y la segunda,“simular haber sido objeto de infracción”.

El Madrid recibe hoy al Barcelona para disputar el partido de vuelta de la Supercopa de España, dando a conocer quién se llevará el título. Los blancos por esta última expulsión no podrá contar con su máximo goleador.

 

Fuente: AS.Com