La Federación de fútbol de Estados Unidos ratificó este jueves su compromiso con el desarrollo del fútbol femenino en el país y en garantizar mediante la Liga Nacional Femenina de Fútbol que las “jugadoras mujeres tengan un entorno profesional contínuo en el que continuar su carrera”. 

“Estamos comprometidos en la negociación de un nuevo convenio colectivo de trabajo (CBA) que se ocupe de la compensación con la Asociación de Jugadoras del Equipo Nacional de mujeres, y que comenzará a aplicarse cuando el CBA actual expire a finales de este año”, dijo un comunicado de la federación estadounidense (US Soccer en inglés).

El comunicado surge en respuesta a la demanda civil contra US Soccer presentada este mismo jueves por cinco jugadoras de la selección estadounidense por discriminación salarial, al reprobar la desigualdad en el tratamiento que reciben, comparado con sus colegas masculinos.

“US Soccer seguirá siendo un defensor en el escenario del fútbol mundial para influir y desarrollar el fútbol femenino y evolucionar a un modelo de compensación de la FIFA”, añadió.

“Salimos de una victoria en el Mundial y la brecha salarial entre hombres y mujeres simplemente es demasiado grande”, dijo a la cadena estadounidense NBC Carli Lloyd, mediocampista seleccionada mejor jugadora del Mundial de 2015 ganado por el seleccionado de Estrados Unidos.

 Lloyd, Megan Rapinoe, Rebecca Sauerbrunn, Hope Solo y Alex Morgan, presentaron la denuncia ante la Equal Employment Opportunity Commission (la Comisión de Igualdad en el Empleo).

Sin responder directamente a la demanda, US Soccer recuerda “el compromiso de larga data” ha tenido en el desarrollo del fútbol femenino en los Estados Unidos “y la promoción de oportunidades en el fútbol para las mujeres jóvenes y las niñas en todo el mundo”. 

Pone de ejemplo que luego de tres intentos fallidos por parte de entidades privadas para mantener la liga profesional femenina en Estados Unidos, la Federación se comprometió a invertir en la administración y la Liga Nacional Femenina de Fútbol “para garantizar que nuestras jugadores tengan un entorno profesional continuo en el que continuar su carrera”. 

“Como parte de esto, a las jugadoras de la selección nacional femenina se pagan sueldos a tiempo completo y otras compensaciones”, recuerda US Soccer.

Las integrantes de selección femenina de Estados Unidos que ganó el Mundial de 2015, recibieron un premio de solo 2 millones de dólares, que la federación distribuyó entre las mujeres y su organización, mientras que la selección estadounidense masculina recibió 9 millones de dólares por perder en octavos de final del Mundial de 2014.

La selección alemana que ganó el Mundial masculino en Brasil en 2014, recibió a su vez un premio de 35 millones de dólares.

Según The New York Times, las jugadoras de la selección nacional estadounidense tienen una salario base anual de 72.000 dólares, al que se agregan pagos extras por partidos jugados que, sin embargo, no superan los 1.350 dólares.

Los jugadores de la selección masculina no reciben ningún salario base, pero perciben por lo menos 5.000 dólares por partido amistoso y hasta 17.625 dólares por una victoria contra otra selección.

© 1994-2016 Agence France-Presse