La fase final de la Copa del Mundo de Fútbol se expanderá a 48 países, 16 selecciones más de las que vienen participando desde 1998.

El consejo de la FIFA aprobó este martes de manera unánime la expansión que asegura beneficiará a un mayor número de países que hasta el momento no han tenido la posibilidad de disfrutar de la máxima fiesta del fútbol internacional.

Con el nuevo formato se jugará una fase inicial de 16 grupos de tres equipos cada uno, de la cual avanzarán los dos primeros, dando paso a una fase de eliminación directa con los 32 países clasificados.

El número de partidos del torneo aumentará a 80, de los 64 que se juegan actualmente, pero los eventuales finalistas seguirán disputando siete partidos cuando se implemente la propuesta a partir del mundial de 2026.

La duración del campeonato será de 32 días, una medida que está dirigida a apaciguar el descontento de los clubes europeos que hasta ahora proveen del 80% de los jugadores que habían rechazado un aumento de partidos y de tiempo en la fase final del mundial debido al congestionado calendario de fútbol internacional.

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, ha sido el principal promotor de la idea, así como lo fue de la expansión de la Eurocopa de 16 a 24 países cuando era el secretario general de la UEFA y mano derecha del entonces presidente Michel Platini.

Infantino está convencido que la fase final de un Mundial tiene que ser “más inclusiva”. “Creo que hoy el Mundial de fútbol es más que una competición deportiva. Es un evento social”, justificó el dirigente. “El fútbol ya no es sólo Europa y Sudamérica”, agregó.

Fuente: BBC deportes