El organismo rector del fútbol mundial FIFA, decidió en el 2013 emprender una serie de campañas dentro de los estadios, para concienciar en los aficionados la eliminación de gritos y expresiones racistas   

La FIFA anunció la disolución de su grupo especializado contra el racismo, porque  “cumplió sus objetivos”; este grupo tenía como fin erradicar el racismo del mundo fútbol, dicha campaña fue impulsada por el ex-presidente de esta entidad Joseph Blatter.

La secretaria general de la FIFA la senegalesa Fatma Samoura  en una convención de fútbol que se celebró en Manchester manifestó “Hubo varios casos de racismo en los equipos y pudimos tomar medidas precisas”; en un comunicado emitido por la FIFA se comunicó que a los encargados del grupo que cumplieron los objetivos que se les había encargado.

Esta decisión causo profunda indignación en algunos personajes involucrados al fútbol, como el príncipe Jornado, Ali bin Husein quién  en dos ocasiones fue candidato a la presidencia de la FIFA y tildó de ridìcula la resolución que se tomó en el ente futbolero.