El club de fútbol inglés Forest Green Rovers, dirigido por un ex nómada convertido en empresario de energía renovable, difunde el mensaje de la vida sostenible: en su estadio ofrece comida vegetariana y paneles solares.

Desde Nailsworth, una pequeña localidad de 6.000 habitantes en el valle de las Costwolds, Dale Vince presidente del club, junto a su equipo tratan de transmitir su mensaje a través del fútbol que otro mundo es posible. El Equipo ha ascendido a la cuarta división y en su estadio se pueden encontrar papas fritas, pasteles y cerveza, pero nunca carne porque está prohibida.

Además la pintura del estadio no contiene productos químicos, y el 20 por ciento de la energía proviene de paneles solares en los techos de las gradas. Hay puntos de carga para los coches eléctricos y su tira de color verde lima y negro lleva el logotipo del grupo de conservación de la fauna marina Sea Shepherd Reino Unido.

Paneles solares Foto: AFP

Sin embargo el club solo tomo esta política desde el 2010 cuando Dale Vince fundador de Ecotricity y una empresa especializada en las energías renovables. “No me veo como un empresario, soy un ‘medioambientalista’, aseguró este antiguo viajero de 53 años, que construyó su primer aerogenerador en 1990, cuando vivía en su camioneta “como un hippy” sobre una colina justo detrás del estadio.

Por su parte la chef del club Em Franklin al ser consultada por como los jugadores tienen un balence de proteínas y nutrientes expresó  “No es difícil aportar a los atletas los nutrientes que necesitan y especialmente las proteínas”, asegura la ‘chef’.

Vídeo del Club realizado por la FIFA, aquí