Santiago Formoso fue un inmigrante español que llegó a New Jersey con un gran talento con el balón que lo llevó a consagrarse como futbolista de la mano de varias reconocidas figuras del deporte.  

Su habilidad en la cancha le ganó una beca en la Universidad  de Pennsylvania, donde estudio arte y literatura, y la nacionalización como estadounidense llegando a ser parte de la selección olímpica.

En los años que fue defensa del Cosmo de New York, tuvo la oportunidad de desempeñarse a  lado de astros de la talla de Pelé, Carlos Alberto, Johan Cruyff y Franz Beckenbauer, en la época que este equipo buscaba ser reconocido mundialmente. Su  propietario, Steve Ross, quien fuera también el director general de la Warner Bros, hizo que Formoso se codeara con algunas de las figuras más influyentes de la industria del espectáculo que reinaban en Norteamérica, su objetivo era impulsar el fútbol y era normal ver a sus jugadores alternando con Frank Sinatra, Al Pacino o con los Rolling Stones.

Después de más de una década de haber disfrutado del fútbol, Formoso se retiró y ahora es dueño de tres compañías de transporte para ejecutivos donde también es chofer de la aplicación de Uber en España. “Cuando colgué las botas algo tenía que hacer, así que empecé de taxista. Como me fascina el volante, aquí sigo” aseguró el ahora ex futbolista.

Su historia fue plasmada en el documental del periodista Pablo Alfonso llamado ‘Alén Do Cosmos’ -Más allá del Cosmos, de Quadra Producións, que se proyectó en el Thinking Football Film Festival.

Foto: Marca