La FIFA ya está aplicando el uso del árbitro asistente de video, VAR por su sigla en inglés, en su etapa de prueba para aplicarlo finalmente dentro de dos años. Esta semana, en Holanda, se registró la primera expulsión de un jugador luego de que el referí recibiera asistencia externa gracias a la revisión de las imágenes y el presidente del ente radicado en Suiza, Gianni Infantino, analizó los cambios que busca aplicar.

“Lo más importante es que después de décadas de hablar sobre estas cosas finalmente hemos decidido probarlo. Y las pruebas nos permitirán ver qué funciona o no”, comenzó diciendo el dirigente en una entrevista con el sitio oficial de la FIFA.

Infantino analizó que “estamos en 2016 y no es posible que todo el mundo, tanto en el estadio como en casa viendo el partido, vea inmediatamente si el referí cometió un error o no y que el único que no pueda ver, y de hecho lo tenga prohibido, sea el mismo árbitro. Así que si podemos encontrar la manera, a través del VAR por ejemplo, de ayudar al árbitro a no cometer grandes errores, entonces habremos contribuido al fútbol”.

Los detractores de la aplicación de la tecnología exponen el argumento de que esto atentaría contra el espíritu del fútbol. Al respecto, Infantino sostiene que “debe ser prioridad proteger el fluir del juego, proteger la regularidad del juego y proteger y ayudar al árbitro, quien tendrá siempre la decisión final, pero si a través del VAR podemos ayudar al árbitro entonces será bienvenido, por eso lo estamos probando”.

Finalmente, Gianni Infantino concluyó diciendo que “durante las pruebas veremos que vamos a cometer errores, los árbitros van a cometer errores, pero con esto podemos aprender y confiar que en dos años, cuando las pruebas hayan finalizado, tengamos algo que pueda beneficiar a los árbitros pero también pueda beneficiar al fútbol”.