Pep Guardiola se ha sumado a las protestas contra los horarios de la Premier League. El de Santpedor cargó contra los responsables de la competición por programar el choque entre el Manchester City y el Burnley menos de 72 horas después del partido de los ‘citizens’ ante el Mönchengladbach. “¿Qué puedo hacer? ¿Llamar a la FA? No. ¿Va a cambiar algo? No. Si pierdes, felicitas al Burnley”, ironizó Guardiola.

El técnico catalán reconoció que en la cuestión de los horarios no son los únicos que sufren. “Les ocurre a otros equipos. Lo que pasa después de jugar en Europa con los clubs ingleses es algo que tenéis que analizar vosotros mismos. No es mi problema”, sentenció Guardiola, que asegura que el calendario necesita ajustes para los equipos que juegan competiciones continentales entre semana.

Mourinho fue el primero en abrir el melón de los horarios ya en septiembre, cuando el Manchester United encadenó una semana con partidos el lunes (Liverpool), jueves (Europa League) y el domingo ante el Chelsea en Stamford Bridge. El portugués calificó entonces los horarios como “un regalo envenenado” de la Premier. “La competición crea una situación difícil para los clubes. En este país la liga doméstica siempre va por delante y las instituciones lo dejan bien claro. No te protegen con algo que es importante como 24 o 48 horas de descanso”, se quejó Mourinho.

Ambos entrenadores, de dos de los clubs grandes del país, están de acuerdo en que algo falla en materia de programación de partidos. Está por ver si a la protesta se suman también técnicos de otros equipos en situación similar.

Fuente: elperiodico.com