El astro sueco del Manchester United, fue intervenido quirúrgicamente en la clínica de Pittsburgh, Estados Unidos, tras lesionarse con una ruptura de ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha durante el partido ante Anderlecht en la Europa League el pasado 20 de abril.

Tras su lesión, quedó imposibilitado de jugar durante el resto de la temporada y se hablaba de que Sergio Agüero lo reemplazaría, sin embargo, los especialistas aseguraron que volverá antes de lo esperado.

El revuelo que se generó en el campo científico fue a causa del asombro y alucinante fuerza y cero desgaste que tiene su rodilla, a pesar de la lesión, los médicos aseguran de imposible que un futbolista con 20 años de carrera al máximo nivel pueda tener una articulación sin imperfección alguna.

“La rodilla es tan fuerte que le han pedido que vuelva una vez que haya colgado las botas para estudiarla a fondo. Si accede, volverán a operarle, pero solo con fines científicos”, declaró Raiola con respecto a su representante.